Esgrima Bíblico Juvenil

¿Para quiénes?

Especialmente para adolescentes, aunque no se restringe hasta los 40 años en nuestra región Mesoamérica

¿Por qué?

El Esgrima Bíblico es un programa que ayuda a sus jóvenes a aprender sobre las Escrituras; El programa de Esgrima Bíblico pretende lograr lo siguiente:

  • Una vida de Estudio Bíblico significativo para que los jóvenes obtengan un conocimiento profundo e íntimo de las Escrituras.
  • Una forma de incrementar el compañerismo y la interacción entre los jóvenes y el mundo.
  • Una parte integral alcance y discipulado de la iglesia local y el ministerio juvenil.
  • Un medio de entrenamiento y mentoreo del liderazgo juvenil.
  • Un catalizador para alentar la participación active en proyectos de ministerio y misiones.
  • Un puente para construir relaciones entre los jóvenes de diferentes regiones mundiales.
  • Una arena para una emocionante competencia cristiana.

¿Cómo?

Más o menos una vez al mes, los jóvenes de diferentes Iglesias se reúnen para tener un tiempo de compañerismo y competencia. En cada competencia hay preguntas sobre una porción previamente anunciada de la Escritura y los equipos compiten para responder correctamente esas preguntas.

¿Donde?

En cada iglesia, en cada zona, en cada distrito, en cada país/área, a nivel regional cada cuatro años y a nivel global cada convención global.

¿Cuánto?

Esto es un ciclo de estudio de 8 años, que se repite sin parar.

¿Con que?

  • Se ha contextualizado un reglamento en Mesoamérica, que abarca la gran mayoría de situaciones que se necesitan en cada encuentro de competencia.
  • Se prepara un libro de devocionales que ayuden y refuercen el libro bíblico de estudio en cada año, además se proporcionan algunas preguntas básicas para los competidores que pueden o no ser usadas en las competencias en cualquier nivel.
  • Para lograr un efectivo y excelente desempeño se ha realizado una serie de contenidos que son requeridos para los jueces y adiestradores de equipos, estos solamente pueden ser acreditados por los líderes regionales en jurisdicción de cada área, los cuales con el aval de la región certifican en ambas ramas.